*Electos de 1939 a 1994
*Recordando cosas bellas de la pelota
*Cañeros CNPR beisbol con causa comparte con sus fans hechos memorables de la pelota

Por Noé Flores Cortés

En un “clavado” más a los libros de historia del beisbol mexicano, tenemos los nombres y años de los 113 primeros nombres de inmortales de la pelota, de 1939 a 1994, aunque habrá que señalar que en 1974 no hubo elección.
En 1972 ingresaron al Salón de la Fama, once miembros y en 1978, sólo uno; Lázaro Penagos el huésped del recinto de los inmortales desde 1973 y Chara Mansur llegó al recinto en 1991; otros cordobeses distinguidos son Roberto Mansur y “El Mulato” de Córdoba Domingo Setién Fernández; pero quien lo logró en el terreno de juego, fue el pelotero más grande de Córdoba, Salomé Barojas Romero.
Cañeros CNPR de Ángel Gómez Tapia en su beisbol con causa, comparte con sus fans hechos memorables de la pelota y ahora nos trae algo de historia de los inmortales del rey de los deportes, que yacen en el Nicho del Salón de la Fama en Monterrey, Nuevo León.
Del libro escrito por Pedro Treto Cisneros presidente de la Liga Mexicana, donde colaboran plumas importantes como Tomás Morales; los puntos de visita de Guillermo Brito de Novedades, la opinión de ESTO, Fernando Gutiérrez, de Excelsior; Heraldo, La Prensa, Universal, el Nacional y Ovaciones entre otros.
Lucas Juárez, Antonio Delfín “Lañiza”, Julio Molina, Leonardo “Najo” Alanís y Fernando Barradas aparecen como miembros del Salón de la Fama en 1939, aunque en ese año, no había tal recinto.
Ángel Castro, Martín Dihigo, Espitacio “La Mala” Torres, Lázaro Salazar, Ramón Bragaña y Genaro Casas, son los elegidos en 1964; la siguiente elección se dio en 1972 donde fueron entronizados al nicho de los inmortales Roberto “Beto” Ávila, José Luis “Chile” Gómez, Baldomero “Mero” Almada, Alberto Romo Chávez, Jesús “Cochihuila” Valenzuela, Alejandro Aguilar Reyes, Jorge Pasquel, Ernesto Carmona, Roy Campanella, Jhosua Gibson y Monte Irvin.
Para 1973 fueron electos Daniel “La Coyata” Ríos, Roberto Ortíz, Agustín Bejarano, Anuar Canavati, LÁZARO PENAGOS y Manuel Oliveros; en 1974 no hubo miembros al recinto; un año despupés eligieron a Guillermo “Huevito” Álvarez, Luis Montes de Oca “Molinero” y Fernando M. Campos “Fray Kempis”.
Alfred Pinkston llegó en 1976 junto con Ramiro Cuevas y Agustín Verde; en 1977, Santo Amaro y Guillermo “Memo” Garibay se convirtieron en inmortales; en 1978 sólo Felipe Montufar llegó al Salón de la Fama; Basilio “Brujo” Rosell y Jesús “Chanquilón” Díaz fueron electos en 1979 y en 1980 Leonardo “Leo” Rodríguez, Eduardo “Lalo” Orvañanos, Carlos Alberto González y Ramón Montes de Oca.
En 1981 Vinicio García, llegó al nicho de los inmortales junto con Tomás Arroyo, Salvador Castro y Apolinar Pulido “Polín”; en 1982 Manuel Echevarria, Burnis “Wild Bill” Wright, Francisco “Panchillo” Ramírez, Horacio López Díaz y Mario Ariosa.
Para 1983 fueron entronizados Claudio Solano, José Bache, Ronaldo “Ronie” Camacho, Felipe Montemayor, Ingeniero Alejo Peralta y DC y Rafael Reyes Nájera “Kid Alto”; Alfonso “La Tuza” Ramírez llegó en 1984 junto con Miguel “Becerril” Fernández. Guillermo “Memo” López, Manuel González Caballero y Gabriel Atristain.
En 1985 eligieron a Porfirio “Chio” Martínez, Adolfo Luque y Miguel Sotelo; en el 86 llegaron al recinto Rubén Amaro, Moisés “Moi” Camacho, Benjamín Valenzuela y Marcos Valdez “Bugarini”; en el 87 Manuel “Moro” Chávez, Jesús “Jessie”Flores, Guillermo “Memo” Luna, Raúl Mendoza, Antonio Ramírez Muro y Juan Ley Fong.
Dino Donoso Galata fue inmortalizado en 1988 junto con Horacio Piña, Arnulfo Rodríguez, Abel Francisco Cano, Héctor Espino González y Pedro “Mago” Septién Orozco; en 1989 Raymond “Mamerto” Dandrige, José “Zacatillo” Guerrero, Teodoro Mariscal y Oscar “Rápido” Esquivel; en 1990 llegó Alfredo “Yaqui” Ríos, Ramón “Diablo” Montoya, Alfonso Robinson Bours, Amado Maestri y Tomás Morales.
Jaime Corella llegó al Salón de la Fama en 1991 junto con Antonio Pollorena, CHARA MANSUR JULIÁN, Agustín D. Valdez y Juan Lima Hernández; en 1992 fueron elegidos Benjamín “Cananea” Reyes, Vicente “Huevo” Romo, José “Peluche” Peña, Armando Rodríguez y Jorge Blanco; para el 1993 fue electo Ramón “Tres Patines” Arano, Aurelio”Buitre de Tecamachalco” López, Alfredo “Zurdo” Ortiz, René González, Oscar Rodríguez, Homobono Márquez y Humberto Galaz.
Finalmente en 1994 fueron inmortalizados en Monterrey, Nuevo León, Celerino Sánchez, Miguel “Miguelillo” Suárez, Miguel Gaspar, Carlos Galina y Jaime Pérez Avella.
Esta historia de los grandes del beisbol mexicano continuará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.