A LA OPINIÓN PÚBLICA

Mi nombre es María de Jesús Beatriz Sánchez Moreno, soy trabajadora del IMSS desde hace 25 años. En los últimos días he sido víctima de ataques brutales a mi persona de forma MISÓGINA y DISCRIMINATORIA, por lo que hoy bajo estas circunstancias me veo en la necesidad de emitir el presente comunicado ya que esta situación ha rebasado los límites en todo sentido y hoy temo por mi integridad física y la de mi familia.

Esta será la única ocasión en la que emita una opinión, ya que no soy una persona de escándalos ni acostumbraba a este tipo de situaciones. He tratado de conducir mi vida con prudencia, respeto a los demás y responsabilidad en todos los ámbitos y COMO MUJER he honrado a mi género esforzándome para lograr espacios laborales que se nos han negado en otros tiempos y que hoy, poco a poco, van siendo alcanzables.

En los últimos días he sido señalada por un grupo de compañeros de trabajo (hombres y mujeres), mismos que tengo identificados y que bajo el más VIL Y REPUGNANTE ANONIMATO se han encargado de ofenderme y tratar de denigrarme en la red social FACEBOOK bajo seudónimos y cuentas apócrifas, que están ubicadas y señaladas y que denunciaré ante las autoridades competentes.

El principal perfil responsable de esto es el que se utiliza con el nombre de “AGUSTIN BRAVO”. Perfil falso que ha sido ocupado en otras ocasiones para hacer lo mismo con otros compañeros de trabajo que son incómodos a sus intereses, y que se manipulaba desde un celular dentro del Hospital por un compañero trabajador, que rebasado por la envidia y el odio a las mujeres se ha dedicado a orquestar ataques a mi persona, olvidándose que proviene de una mujer y que hoy, siendo esposo y PADRE SIEMBRA EL ODIO HACIA LAS MUJERES, MISMO ODIO CON EL QUE EN UN FUTURO PUEDEN SER TRATADAS SUS HIJAS. Éste, al sentirse reconocido, cobardemente le ha dado el manejo de este perfil a otra persona que lo opera ahora desde otra ubicación; pero no conforme con tratar de desprestigiarme ha utilizado mi foto de perfil de WhatsApp, pues de forma comedida, solidaria y honesta le di mi número telefónico cuando le ofrecí mi amistad y apoyo como compañeros y, al guardar su número en mi celular puede ver mi perfil de esa red social (WhatsApp). ¿Compañero, no te da remordimiento haber abusado de mi confianza para ofenderme y exhibirme con mentiras? Pero, lo más grave es haber sembrado odio en gente que no conoce el entorno y que hoy pudiera agredirme sin razón al tener mi foto.

Nunca he abusado de ninguno de los lugares laborales donde me he desempeñado, en mis 25 años de trabajadora IMSS nunca he sido sancionada por motivo alguno; quienes me conocen y saben de mi trabajo y empeño pueden dar testimonio del mismo.

Las labores encomendadas a mi persona las he tratado de cumplir a cabalidad y en estricto apego a lo instruido y jamás he hecho dispendio de los bienes que se me han dado en resguardo, motivo del enojo de mi compañero que se escuda cobardemente en el nombre de “AGUSTIN BRAVO”, ya que él quisiera que estos bienes se entregaran sin control y medida.
Las donaciones encargadas a una servidora, de acuerdo a las instrucciones de mis superiores, se manejan JUSTA Y ORDENADAMENTE, JAMAS HE SEÑALADO AL ENTREGAR LOS INSUMOS BAJO MI RESGUARDO, QUE FUERAN UN PRESENTE MIO; si existe alguien con nombre y apellido VERDADERO, que lo denuncie con valor y firmeza. Ese es el motivo de estos ataques a mi persona y ahora a mi familia.
El no actuar bajo sus intereses, ni acceder a que los recursos en mi resguardo sean motivo de dispendio y abuso fue la causa de enojo y acoso hacia mí, que hoy llega al extremo de involucrar a mi familia que nada tiene que ver en mis actividades laborales y que son responsables de sus actos personales y laborales propios.

Hoy, el odio de estos compañeros que se han asociado y son comandados por quien cobardemente se hace pasar por “AGUSTIN BRAVO” ha rebasado los límites ya que utilizan fotos de mi familia donde aparecen mis hijos, uno de ellos menor de edad, y que ha sido expuesto al escarnio público, pudiendo ser esto un delito grave; pero peor aún es la muestra de una persona que por ODIO, MISOGINIA, ENVIDIA A UNA MUJER Y FRUSTRACIÓN es capaz de todo sin pensar en las consecuencias de sus actos.

Ustedes tres, (COMPAÑERAS Y COMPAÑERO) que son los artífices de este intento de desprestigio les digo, ojalá en sus momentos de soledad encuentren la paz y el perdón de DIOS, que es la justicia más pronta y que recuerden cuando alguna vez lograron de mi, amistad, respeto y buen trato de acuerdo a los valores con los que fuí educada por mis padres y con los que hoy educo a mis hijos para no verlos convertidos en lo que ustedes son ahora.

Por ultimo señalo que mi actuar siempre ha sido apegado a todo orden, jamás he abusado de mis espacios laborales en ningún sentido, quienes me conocen saben de mi entrega y pasión por servir al prójimo y si en mis manos y alcance está seguiré trabajando por ayudar a quien más lo necesita para cumplir cabalmente con lo que una Institución tan noble y benéfica para la población me paga y por lo que me ha mantenido activa laboralmente durante 25 años a su servicio.

HOY NO ME QUEDO CALLADA, NO SOLO POR MI, SINO POR LAS MILES DE MUJERES QUE A DIARIO SOMOS LASTIMADAS POR EL MAS CRUEL LASTRE DE LA MISOGINIA, LA DISCRIMINACION Y MACHISMO Y QUE CON FUERZA HEMOS DECIDIDO SALIR ADELANTE A DEMOSTRAR DE QUÉ ESTAMOS HECHAS.

ORIZABA, VER., A 14 DE JUNIO DE 2020.

A T E N T A M E N T E.

MARIA DE JESÚS BEATRIZ SÁNCHEZ MORENO.

CON AFECTO MARICHUY.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *