Complejos deportivos sólo para los ricos, pobres juegan en las calles

Orizaba, Ver. – El deporte y la cultura, la privatizó en Orizaba, el alcalde Igor Rojí y su grupúsculo selecto de empresarios, dijo el presidente de la Liga Territorial de la Fundación “Caminemos Juntos”, Eustacio Mendizábal Pérez.

Los complejos deportivos que existen en la ciudad son para gente pudiente, los pobres juegan en las calles, agregó el entrevistado, luego de ser testigo de que el estadio de fútbol sólo fue una promesa de campaña, y no la cumplió, por las prisas de irse como presunto precandidato a la diputación federal.

Reconoció la voluntad del gobierno estatal que encabeza el ejecutivo Cuitláhuac García Jiménez al donar a través de la Legislatura del Estado las cinco hectáreas del predio donde se ubican los mega campos para consolidar el proyecto de la ciudad de futbol.

“Preocupa a la juventud del Valle de Orizaba que juega fútbol y practica otros deportes, porque desaparece el proyecto del estadio y ahora construirán una escuelita con espacios de pasto sintético para ricos”, agregó.

“Los que apoyamos el balompié en los barrios, las colonias, unidades habitacionales y fraccionamientos, vemos con preocupación que desaparecen los mega campos para instalar otro negocio del gobierno municipal”, abundó.

Comentó que el espacio gratuito y abierto para los deportistas ahora se convierta en uno de los negocios más de la administración.

“Igor y su grupúsculo de empresarios piensan en un selecto sector de la población, los pudientes, y olvidan a la niñez y juventud de los barrios populares”, resaltó.

Propuso Tacho Mendizábal al gobernador Cuitláhuac García que los mega campos sean para el pueblo, no para quienes paguen una cuota.

Con más de dos décadas de impulsar el deporte en el valle de Orizaba y la región, el entrevistado, pidió al gobierno que los campos y CDO sean gratuitos.

Recordó que Orizaba fue campeón estatal en la categoría infantil e intermedia de fútbol en los últimos dos años, pero no asistieron a los nacionales, porque el alcalde no quiso pagar el transporte de los niños, además no es capaz de donar un trofeo o balón a los equipos que participan y llevan el nombre de Orizaba a los eventos estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.