La Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC) del Ayuntamiento de Córdoba emitió alerta por el inicio de la temporada de canícula, que se caracteriza como una temporada de sequía con altas temperaturas, lo cual constituye riesgos para la salud y el ambiente.

Luis Alfredo Chávez Ochoa, coordinador de la UMPC, indicó que los pronósticos anticipan temperaturas de hasta 37 grados Celsius, lo que generaría condiciones propicias para que ocurran los denominados golpes de calor, tanto en personas como en animales de compañía.

Recomendó usar ropa ligera y de colores claros, utilizar sombreros o sombrillas, no exponerse por periodos largos a los rayos del sol, realizar actividades físicas durante las primeras horas del día o hasta que el sol se haya ocultado, así como mantenerse en constante hidratación.

En cuestión de manejo de alimentos, recomendó lavarse constantemente las manos, así como en caso de consumir pescados o mariscos, sean bien cocidos o fritos, lavar con agua y jabón o desinfectar con cloro o plata coloidal las frutas y verduras que se consumen crudas.

Chávez Ochoa detalló que las temperaturas elevadas pueden afectar la salud de diferentes formas, desde deshidratación, golpe de calor, sed intensa, cansancio, dolor de cabeza, debilidad, mareos y vómito hasta aumento en frecuencia cardíaca y muerte en las células de la piel además de aumentar el riesgo de cáncer en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.