Por: Andrea Castillo

Córdoba, Ver. – A unos días de iniciar el ciclo escolar, las casas de empeño registran una gran afluencia de pignorantes que llevan algún objeto de valor o solicitan un préstamo, esto ante el regreso a clases que pega a cientos de familias de la región indicó Juan Rodríguez, gerente de un conocido negocio de este giro.
Hay clientes que acuden a empeñar desde electrodomésticos hasta su automóvil, derivado de la falta de liquidez pues es el mes de mayor movimiento además de enero en la llamada cuesta.
“Lo que más me han traído son alhajas, pero también línea blanca y sobre todo autos, en el empeño dejan los documentos, que es el auto rodando y alguno y que otro, si necesita más dinero, dejan su coche guardado un tiempo”, puntualizó.
En cuanto a la recuperación, agregó que de los enseres que llevan a empeñar, el 80% los recupera y el porcentaje restante opta por perderlos.
Finalmente, indicó que la recomendación a las personas es que busquen empeñar alguna prenda o producto, en aquellos negocios que están regulados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y las que pertenecen a la Asociación Mexicana de la Industria Prendaria (Amespre).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *