Home / Opinión / CUENTOS, MITOS Y TRADICIONES

CUENTOS, MITOS Y TRADICIONES

De chairos, fifís y otros demonios…

Por Juan Iván Salomón

Se resisten los amlofóbicos a reconocer que hoy corren tiempos políticos distintos, que los estilos y formas no son como antes, que el informe gubernamental es diferente a los de la era priista. Que el pueblo quitó el poder a los conservadores –celebran los del gobierno de MORENA.

–Las cosas marchaban mejor cuando estábamos peor, los funcionarios robaban, pero ejecutaban obra pública y trataban bien a la gente. Estos son ineptos y no dan ni el saludo. Los de la 4-T se proclaman honestos y no lo son –reviran los opositores.

Yaretzi López y este novel reportero intentamos presenciar la entrega o lectura del tercer informe de Cuitláhuac y fue imposible. Terminamos por seguirlo en línea. Sus adversarios lo critican y no creen que haya disminuido la incidencia de secuestros, homicidios y otros delitos, como lo anunció en su tercer informe.

En su mensaje en Tlacotalpan, el gobernador también se lanzó contra su antecesor, Yunes Linares y contra Rogelio Franco. Dijo que este gobierno de la 4-T ha dignificado y empoderado a la mujer, y controlado la pandemia.

Sus simpatizantes le aplauden y están convencidos de su buen gobierno.

De cualquier forma, nunca se pondrán de acuerdo y el tiempo colocará en su justo sitio a unos y otros,  incluyendo al gobernador.

Pasemos ahora a otros demonios del edén:

Hace meses el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados (federal), Sergio Gutiérrez Luna, inició un recorrido por el estado de Veracruz. Dicen que con miras a conocer y que lo conozcan sus paisanos, porque nació en Minatitlán y aspira a la gubernatura.

Los malquerientes de Cuitláhuac recibieron con simpatía al diputado Gutiérrez Luna, lo colmaron de elogios y prácticamente lo elevaron a la categoría de líder de los veracruzanos. Hasta corrió el rumor de que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador lo había enviado para muestrearse por si tenía que relevar a Cui.

Se armó tremendo revuelo y hubo quienes dijeron que para llevar a cabo una gira por el estado y hablar de política debió haber solicitado permiso al dueño de la casa, o sea, al gobernador Cuitláhuac García. Que eso era lo correcto y no entrar como Pedro por su casa.

–Cuitláhuac García no es el dueño del estado y no se necesita pedirle permiso para hablar con el pueblo veracruzano –responden  sus críticos.

El gobernador fue más contundente. Dijo que no conocía a ese diputado Gutiérrez Luna. En respuesta, se publicaron fotos en donde ambos aparecen platicando amigablemente.

Por la discusión y posterior aprobación del presupuesto, por órdenes superiores o por lo que gusten y manden, el diputado Gutiérrez Luna suspendió sus visitas al estado. Veremos si las reanuda o no.

Se rasgan las vestiduras y se jalan los cabellos tirios y troyanos. No pasará nada. Ni Cuitláhuac García se va ni Gutiérrez Luna pretende arrebatarle el cargo. El que decide es uno y se llama Andrés Manuel López Obrador.

No importa que muchos demonios anden sueltos o que algunos piensen que el informe estuvo bien y otros aseguren que nada ha hecho en beneficio de Veracruz.

Con todo respeto, y perdón por la expresión, los chairos seguirán montados en su macho y los fifís también. ¿Usted, amigue lectore, en dónde se ubica?  Ofrecemos disculpas a los puristas del lenguaje.

También

Zenyazen destaca por inclusión y apoyo a sectores vulnerables

Xalapa, Ver., a 2 de diciembre de 2021.- Como parte de la cultura de inclusión, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *