En 2015, en desayuno de la organización no gubernamental “Otero Ciudadano”, que preside Leonor de la Miyar, presencié lacónica charla:

Un amigo le comenta a otro:

–El que está sentado ahí es Cuitláhuac García, candidato de Morena a diputado federal. Es hijo del profe Atanasio.

El segundo amigo responde:

–Al parecer no lo han identificado. No lo saludan ni los de la mesa. No habla con nadie. (Aquí concluye la breve conversación).

Tres años después, en 2018, fue elegido gobernador. Obtuvo la más alta votación en la historia de Veracruz.

Remontándonos al año 2004, muy pocos conocían a Javier Duarte, entonces  ayudante de auxiliares de Fidel Herrera Beltrán.

A mitad del sexenio de Fidel comenzó a circular la versión de que Duarte sería el sucesor. Lo tomaron a broma y la especie resultó cierta. Le bastaron menos de 6 años para alcanzar la gubernatura.

Vayamos más lejos, a fines de 1979, una abogada de la ciudad de Veracruz me dijo:

–Agustín Acosta Lagunes será el próximo gobernador. Nunca había yo escuchado su nombre. Al año siguiente fue candidato y gobernador del estado, uno de los mejores que ha habido.

Viene a colación el tema porque me referiré hoy a mujeres que o trabajan en la construcción de una eventual candidatura a la gubernatura o son citadas como potenciales aspirantes. Algunas de ellas son desconocidas para la mayoría de los veracruzanos.

Rocío Nahle, senadora con licencia, actual secretaria de Energía, no necesita presentación. Figura como la carta mayor de Morena. También aparecen la diputada Rosa María Hernández Espejo y la exdiputada por Minatitlán Victoria Gutiérrez Pérez.

Las más visibles por el PAN son la presidenta municipal electa de Veracruz, Paty Lobeira, la diputada Mary José Gamboa y la senadora con licencia Indira Rosales San Román, más las que se agreguen.

Por el PRI van por delante las diputadas local y federal, Anilú Íngran Vallines y Lorena Piñón Rivera. No hay mucha tela de dónde cortar en este partido, por lo menos hasta ahora.

 Por Movimiento Ciudadano no sería raro el lanzamiento de alguna reconocida dama de la sociedad civil. Por el Partido Verde se perfila la diputada Citlali Medellín Careaga. Si se recuperara el PRD también echaría mano de una sorpresa, ¿por qué no?

Y por cualquier partido podría participar Elízabeth Morales, exdiputada y expresidenta municipal de Xalapa.

Añadiré más adelante otras mujeres. Una puede ser gobernadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *