Córdoba.- Empleados del Sindicato Nacional de Trabajadores al Servicio de la Salud (SNTSA) de la sección 70, aseguran que existe tráfico de influencias entre el Dirigente Estatal, Jesús Galicia Reyes y el Secretario de Salud del estado, Roberto Ramos Alor, quienes en contubernio otorgan indiscriminadamente y al mejor postor los sitios que por derecho le corresponden a los trabajadores con mayor antigüedad.

Aseguraron que no solo en la zona de Córdoba se realizan estas prácticas que consideran ilícitas, sino que en la zona de Martínez de La Torre también se reportan varios casos en los que las plazas de sus compañeros fallecidos por COVID-19, han sido destinadas bajo ciertas anomalías y no son otorgadas conforme a escalafón, por lo cual presumen están siendo vendidas al mejor postor.

Agremiados argumentaron que el dirigente del sindicato, Jesús Galicia Reyes, otorgó recientemente en la Jurisdicción Sanitaria número seis de Córdoba, tres plazas a trabajadores homologados que no les correspondía su basificación, además de que no informaron de dicho movimiento a pesar de que para otorgar estos espacios deben estar en común acuerdo empresa y sindicato.

Indicaron que todas estás irregularidades se realizan sin duda alguna con la anuencia del Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, por lo cual esperan que el Gobernador del estado, Cuitláhuac García Jiménez tome cartas en el asunto y paren estás actividades que laceran enormemente a los trabajadores que tanto han sido afectados en sus derechos laborales recientemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.