Home / Opinión / CARTA SECRETA, ¿NI CLAUDIA NI ADÁN?

CARTA SECRETA, ¿NI CLAUDIA NI ADÁN?

Circula en redes una versión al parecer descabellada. Sin embargo, puede suceder lo más inverosímil. En tiempos de Vicente Fox hubo  la intentona de  impulsar a su consorte, Martha Sahagún, para presidenta. No cuajó.

Al iniciar el actual sexenio  se deslizó la posibilidad de proponer  a Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, como su sucesora.   Esta especie tampoco ha encontrado eco ni siquiera en filas de MORENA.

Si el plan “A” de AMLO es Claudia Sheinbaum para la presidencia o el verdadero tapado es el secretaro de Gobernación, Adán Augusto López o, quizá, al final las circunstancias lo obliguen a lanzar al canciller Marcelo Ebrard, esta jugada llevaría lógica.

Mandatarios de otros países han maniobrado para heredar el poder a conyuges, hermanos o amigos muy allegados. Aquí mismo, en México,  gobernadores y, sobre todo, alcaldes se han despachado con la cuchara grande para imponer familiares.

No vayamos lejos, en Veracruz y otros municipios, hay claros ejemplos de esta afirmación. Técnicamente no es nepotismo, aunque lo parezca.

Pues bien, la posible carta secreta para presidente de México –de acuerdo al mensaje difundido vía whatsapp— es un abogado de 40 años, egresado de la Universidad de las Américas: José Ramón López Beltrán, el primogénito de AMLO.

Acaso por ello la información publicada hace meses por Carlos Loret de Mola contra José Ramón irritó tanto a López Obrador al hacer tambalear   su proyecto transexenal, arrinconarlo contra las cuerdas y situarlo en riesgo de una eventual derrota… como al Canelo Álvarez.

Imaginemos a un López Obrador, con un alto nivel de popularidad, sugiriendo que, para garantizar la consolidación de la Cuarta Transformación, es condición sine qua non que  José Ramón López Beltrán sea presidente, y pida el voto para su hijo…  por el bien de los pobres y de la continuidad de los programas sociales.

¿Cuántos millones de adultos mayores, becarios y demás beneficiarios de apoyos económicos directos votarían por el candidato de AMLO?

Cuando en su momento trascendió que Miguel Ángel Yunes pretendía heredar la gubernatura a su hijo, muchos se rieron. Pues lo hizo candidato y perdió. Intentó convertirlo en alcalde de Veracruz  y no pudo pero impuso a la esposa de Miguelito.

Otros ejemplos similares: el hijo de José Murat es gobernador de Oaxaca. La hija de Félix Salgado Macedonio es gobernadora de Guerrero. Y hay más.

No creo que se atreva AMLO a tanto.

También

Imparte CEDH curso a funcionarios

|| En seguimiento a la firma de Convenio con la Comisión Estatal de Derechos Humanos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.