PEÑA NIETO, ALITO Y DOS BOCAS

Por Juan Iván Salomón

1.- Enrique Peña Nieto es un distractor más lanzado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. El gobierno lo investiga por posible lavado de dinero. La Unidad de Inteligencia Financiera lo denunció por transferencias bancarias por la irrisoria y fabulosa cantidad de 26 millones de pesos, que apenas le sirven para las propinas. El expresidente ha de estar muerto de risa en España, que es donde vive como rey gracias a toda la lana que se llevó.

Terminarán por no probarle ningún delito y, mientras, aquí será la gran noticia y motivo de crudos comentarios en las conferencias mañaneras y sesudos análisis en medios de comunicación y redes sociales. Claro, tal vez los mexicanos se olvidarán por un rato de la creciente inflación, que rasguña el 8 por ciento, la más elevada en 21 años de acuerdo a datos del Banco de México.

¿Y nosotros cómo resentimos la inflación? Pues las amas de casa sufren cada vez que van de compras y se dan cuenta de que el dinero cada día alcanza para menos. Los productos de la canasta básica tienen un precio hoy y mañana amanecen al doble.

No se hablará en las conferencias mañaneras de los problemas económicos, sanitarios e de inseguridad. El tema será el expresidente Peña Nieto.

Y también se culpará de todo mal habido y por haber a los gobiernos del pasado, a los conservadores y neoliberales, a los traidores a la patria y corruptos, todos ellos encabezados por Felipe Calderón, Peña Nieto, Claudio X. González y los que se acumulen.

2.- En otro tema, Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del PRI, anda por Europa para defenderse de adversarios y correligionarios. No lo quieren los de casa ni los de fuera.

Lo que debe hacer el impresentable Alito es renunciar por dignidad, en vez de seguir haciendo el ridículo y diciéndose el perseguido político. ¿Para qué lo perseguirían si no representa nada?

3.- Y en un último tema, ha sido inaugurada una obra más a medias. Primero fue el aeropuerto de Santa Lucía que nadie quiere usar, ni pasajeros ni aerolíneas. Luego, la refinería de Dos Bocas, que no produce gasolina todavía. Y la tercera en inaugurar acaso sea el Tren Maya, también inconcluso.

Pero aquí no pasa nada. El país va bien. Los que critican al gobierno de la Cuarta Transformación son los corruptos, los adversarios de AMLO, los que extrañan privilegios del pasado.

¿Cómo ven? Este aprendiz de columnista escribió hoy muy solemne, piensa que así lo tomarán en serio. Lo que pasa es que no tiene un peso en la bolsa y la Yaretzi López ya se cansó de invitarle los cafés y de vez en cuando el desayuno.

Y para concluir, amigas y amigos que nos hacen el favor de leernos, ¿consideran que va en serio la denuncia contra el expresidente Peña Nieto? ¿Lo detendrán y extraditarán de España? ¿O será pura parafernalia para desviar la atención?

Yaretzi3322@outlook.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.